Entrevista con los expertos: COVID-19: ¿El principio del fin?

February 22, 2022 10:18 AM

Dos expertos de la Universidad de Michigan discutieron qué podemos esperar en esta nueva etapa de la pandemia del COVID-19.

Watch or read a summary, in Spanish, of the latest hot topics on the COVID-19 pandemic from two University of Michigan experts.

Esta transmisión se realizó en vivo el 10 de febrero. Visite la página en español de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades para enterarse de las más recientes actualizaciones sobre el COVID y las precauciones por la pandemia: https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/index.html

También los invitamos a unirse al Grupo de Facebook en español de parte de Michigan Medicine, donde podrá recibir información sobre la salud en su idioma: www.facebook.com/groups/recursosenespanolmichiganmedicine/

La pandemia del COVID-19 está entrando en el tercer año, y muchos científicos alrededor del mundo esperan que SARS-COV-2 pronto se convierta en un virus estacional similar a la influenza. Dos expertos de la Universidad de Michigan discutieron qué podemos esperar en esta nueva etapa

Maricela Castillo MacKenzie, M.D., es una especialista en medicina familiar en el Sistema de Salud y Rafael Meza, Ph.D., es un epidemiólogo en la Escuela de Salud Pública de la U-M. Compartimos las preguntas y respuestas más interesantes de su conversación (editadas).

Algunos estados y municipalidades están levantando las restricciones de uso de mascarillas y de distanciamiento. ¿Cree que eso está bien?

Castillo MacKenzie: En mi experiencia personal, yo no estoy de acuerdo en que se quiten esas electivas tan apresuradamente. Yo sé que estamos cansados de la pandemia. Yo sé que ya no queremos saber nada de la pandemia y que ya queremos regresar a la vida que teníamos antes. Sin embargo, todavía no se acaba, todavía estamos en pandemia y este virus puede seguir cambiando. No sabemos qué va a pasar en un mes, en dos meses, sin embargo, pues sabemos que las medidas preventivas sí ayudan.

Entonces para mí es muy difícil decir bueno, ya no es necesario el cubrebocas, ya no es necesario el distanciamiento social, porque yo lo veo en pacientes, yo lo veo en la gente que se enferma. Yo tengo un punto de vista muy diferente a alguien que vive en la comunidad porque yo soy la que ve a los pacientes.

Meza: Los mandatos y las restricciones nos ayudan a que al menos todo esté claro. O todos nos ponemos cubrebocas o todos nos quedamos en casa y no hay tanta interpretación personal. Ahora, ya que las cosas están bajando en cuanto el número de casos y ciertos estados y gobiernos del mundo están decidiendo empezar a eliminar esos mandatos y restricciones, vamos a tener que tomar muchas decisiones individuales.

Entonces ahora va a ser responsabilidad de nosotros decidir qué es lo mejor y cómo podemos minimizar nuestro riesgo y cómo a la vez podemos poco a poco regresar a nuestras actividades que teníamos antes de la pandemia pero no será sencillo. Por otro lado, también creo que ya tenemos bastante experiencia para ver que, por ejemplo, si vamos a ir un avión que es un espacio donde interactúa cercanamente con mucha gente durante mucho tiempo, es que probablemente —me pidan o no me pidan un cubrebocas— pues ya me lo pongo porque no quiero infectarme y no quiero traer una infección a mis seres queridos.

Esperamos que estos foros y otros lugares de información sean útiles para que la gente poco a poco vaya teniendo esa confianza de saber qué decisiones tomar y que es lo que más se ajusta a su nivel de tolerancia del riesgo y también que sea basado en lo que está pasando a su alrededor.

El gobierno anunció que habrá disponibles pruebas de COVID-19 gratuitas. ¿Quién debe hacerse el test?

Castillo MacKenzie: En cuanto uno empieza a tener síntomas debe realizarse la prueba. También uno se puede realizar la prueba si he estado en contacto directo con alguien que ha sido diagnosticado por COVID-19. Es recomendable que se realice la prueba también aproximadamente 5 días después. Y esto es muy importante porque uno puede no tener síntomas, sin embargo ser portador del virus y puede contagiar a otras personas.

Actualmente tenemos diferentes lugares en donde uno se puede realizar la prueba, además de que contamos con pruebas caseras, o sea, que uno puede comprar en las farmacias y realizarse la prueba en casa. Durante la ola de Omicron fue un poco difícil encontrar pruebas debido a que mucha gente se contagió pero ahora tenemos más y es más fácil encontrarlas y realizarlas en casa.

Meza: Muchas de las compañías de seguros ya están cubriendo el costo de las pruebas caseras. También otras organizaciones de salud o de apoyo que tal vez mediante ellas pueden llegar a tener acceso a pruebas caseras y que si las consiguen así que las tengan en casa para cualquier situación.

Castillo MacKenzie: Y algo que también iba a mencionar es que definitivamente si tienen médico de cabecera, pues en las clínicas se pueden hacer su prueba también. Sólo es cuestión de hablar a su médico de cabecera y que ordene la prueba. Y también hay muchas clínicas comunitarias en donde también se pueden hacer las pruebas.

Si no me he vacunado ¿debería hacerlo? Porque hay gente que se ha vacunado y aún así se ha enfermado.

Castillo MacKenzie: Necesitamos estar vacunados para tener esa protección y que si llegamos a contraer el virus, las vacunas nos van a proteger de la infección severa. Lo más importante que tenemos que saber sobre las vacunas es que las vacunas se hicieron con el propósito de protegernos de una infección severa de hospitalización, de muerte y de intubación.

Entonces, sí hay posibilidad de que uno pueda llegar a infectarse y sin embargo los síntomas van a ser menores a comparación de alguien que no está vacunado.

Y actualmente, pues llegamos a ver pacientes con long COVID, que desafortunadamente llegaron a tener un cuadro más severo y que llevan meses e incluso más de un año con síntomas. Y eso es algo muy, muy triste de ver, porque es algo que se podría haber prevenido. Es algo que afecta mucho a la persona que lo tiene, no nada más físicamente, pero también psicológicamente y obviamente su vida personal, o sea, afecta su trabajo o afecta su capacidad muchas veces de concentrarse y de recordar cosas.

¿Qué piensa de la idea de que ahora con esta variante Omicron la gente sólo debe usar mascarillas tipo N95?

Meza: Lo que se ha visto con esta nueva variante es que si es muy transmisible y los datos iniciales que se han mostrado es que sí, es mucho mejor utilizar cubrebocas de calidad como N95, KN95. Es un poco complicado porque obviamente se consiguen, tienen un costo. Si uno va a estar en una situación donde hay mucho contacto, por ejemplo si uno se va a subir a un avión, o a un autobús o a un tren y va a estar varias horas con un grupo de muchas personas que uno no conoce, si lo mejor sería tener un cubrebocas de calidad.

Y en relación al tratamiento sobre el COVID-19, qué piensan sobre este tema de la ivermectina y la idea de solicitar otros tratamientos?

Castillo MacKenzie: Es muy importante estar bien informados en cuanto a cuáles son los tratamientos aprobados para COVID-19. Los anticuerpos monoclonales fueron aprobados de emergencia para el tratamiento de COVID-19 en casos específicos. Definitivamente no recomendamos la ivermectina, que no está aprobada para prevenir o para el tratamiento de COVID, y esto es debido a que no se han hecho estudios suficientes para comprobar (su eficacia).

Ha habido desinformación en las redes sociales en cuanto a este medicamento que se utiliza en humanos y en animales para tratar parásitos. Entonces, desafortunadamente se ha visto que ha habido gente que utiliza la ivermectina como un método preventivo o incluso como tratamiento de COVID-19. Sin embargo, hay que tener mucho cuidado porque puede causar problemas en otros órganos a dosis altas.

Los científicos habían previsto una pandemia sin embargo no parece que haya habido suficiente preparación, ¿Creen que en el futuro estaremos mejor preparados?

Meza: Vivimos en un planeta muy diverso, donde hay millones o miles de especies de patógenos, de bacterias, de virus y en animales y en humanos y periódicamente hay la posibilidad de que haya emergencia de nuevos patógenos. Entonces este llega un momento en el que es difícil saber cuándo decir sí es este podría ser realmente un problema y ahora si tengo que actuar y cerrar las fronteras. Son decisiones complicadas.

Yo creo que esta pandemia sí nos va a dejar muchas lecciones. No nada más la comunidad científica, pero los gobiernos, las diferentes personas que tienen influencia a nivel social, pero también a la población en general de reflexionar y prepararnos no nada más los científicos, sino todos como sociedad que cree que esto puede llegar y puede volver a pasar y que obviamente cada virus que surge es diferente.

Yo creo que hay muchas lecciones de cómo responder y cómo manejar la información.. Yo creo que el manejo de la información no fue el adecuado y particularmente el manejo de la incertidumbre que a los tomadores de decisiones no les gustaba salir a decir que es que no sabemos, es muy pronto. Entonces en lugar de salir y ser honestos en esa perspectiva, salen a dar predicciones.

¿Cuáles son fuentes de información confiables para obtener más información sobre sobre la vacuna o sobre este tema?

Meza: Yo creo que es un tema difícil para la comunidad hispana, es especial específicamente por lo que comentaba la doctora Castillo, ya que al principio no había mucha información en español. Entonces yo puedo decirle que por ejemplo yo sigo mucho al previo director de la FDA que está en Twitter y los sábados y los domingos está en programas de televisión, Scott Gottlieb. Yo creo que es una persona que es muy mesurada y da muy buenas interpretaciones y perspectivas de lo que está pasando. Si el lenguaje es una barrera, la página del CDC en español, el estado local (MDHHS en Míchigan), ahí tendrá algunos recursos de información en español. Y pues seguir a la doctora Castillo Mackenzie que pone información en Twitter. Pero si realmente restringirse a tomar la información de gente calificada y gente que está contribuyendo a comunicar y no nada más a desinformar y crear controversias.

¿Por qué es importante seguir hablando sobre la vacuna?

Castillo MacKenzie: Tenemos que seguir hablando de la vacunación porque la vacunación es nuestra herramienta más importante para nada más protegernos a nosotros, pero proteger a nuestros seres queridos, proteger a nuestra comunidad.

Ya llevamos un poquito más de un año desde que se empezaron a aplicar las vacunas y hemos visto una gran diferencia entre pre vacuna y vacuna. La verdad es que la cantidad de gente que se ha salvado de fallecer es muchísimo pero sigue habiendo gente que no está vacunada y se siguen enfermando severamente, sigue falleciendo. Uno de mis pacientes acaba de fallecer esta semana por no estar vacunada.

La comunidad científica, pues siempre estamos leyendo, escuchando, viendo, porque nosotros tenemos la responsabilidad de informar a nuestra comunidad y de informar con una base científica. No vamos a dejar de hablar de la vacunación mientras el virus continúe, mientras la pandemia continúa.

¿Y qué piensa de los niños menores de cinco años?

Castillo MacKenzie: En mi caso, yo tengo una niña que tiene dos años. Para todos aquellos papás que tienen niños menores de cinco años: Paciencia. La vacuna todavía está en estudio y hay muchos papás como yo que estamos ansiosos de que exista una vacuna para todos aquellos niños menores de cinco años. Todavía no sabemos bien cuándo va a estar disponible. Sin embargo, lo mejor que podemos hacer es vacunarnos y vacunar a todos los hermanitos o a todas aquellas personas que viven en la casa con un niño menor de cinco años. Esa va a ser la mejor forma de protegerlos.

Y si, como mencioné, mucha paciencia porque ha sido muy difícil para todos aquellos que tenemos niños pequeños en casa durante la pandemia.

¿Por qué ha afectado la pandemia tanto a la comunidad hispana en los EE.UU?

Castillo MacKenzie: Yo creo que algo muy importante de mencionar es también que se tardó mucho en transmitir la información en el idioma español, la comunidad estaba muy confundida, había mucha desinformación. Todavía hay mucha desinformación en redes sociales, que es lo que estamos combatiendo constantemente dentro de la comunidad médica. Entonces toda esta desinformación aunado a la poca información en el idioma español, más los factores de los que acabo de mencionar, pues obviamente hicieron que la comunidad se viera fuertemente afectada por el virus.

Como ya sabemos, muchas de las personas de la comunidad son trabajadores esenciales y esto quiere decir que trabajan en lugares donde están en constante comunicación y contacto con el público. Entonces obviamente no podían dejar de trabajar. Aparte de los factores financieros, uno no puede dejar de trabajar porque entonces esto afecta su economía, afecta el pago de su renta, el pago del coche, etc. Y además de que, pues también la comunidad es muy unida y generalmente no nada más es papá y mamá y un hijo en una casa, sino que generalmente pueden ser dos familias que viven en un bajo un mismo techo, pueden ser parte de una familia extensa, los primos, abuelos, entre otros, y esto ha hecho que definitivamente el virus haya atacado muy fuertemente a nuestra comunidad.

La comunidad hispana es uno de los grupos más afectados junto con la comunidad afroamericana y esto se ha debido a varios factores, incluyendo factores médicos. Nuestra comunidad es una de las comunidades que tiene mayores índices de obesidad, mayores índices de diabetes, presión alta, colesterol alto, que han sido enfermedades crónicas que han tenido un alto impacto.

¿Qué otros mitos son los más prevalentes?

Meza: Creo que los mitos alrededor de la vacuna, sugiriendo que no funcionan, que tal vez son dañinas porque se aprobaron tan rápido como fue posible. Eso fue realmente gracias a toda la investigación que se venía haciendo desde hace años. No comenzó de cero. Si es un virus nuevo que no conocíamos, pero en el caso de los coronavirus ya habíamos tenido la experiencia con el SARS a principios de los 2000 y MERS, y a raíz de esas experiencias se empezaron a desarrollar, por ejemplo, vacunas contra esos virus que se adoptaron para este nueva versión.

Desafortunadamente se ha politizado y al final del día se vuelven discusiones que no llevan a ningún lado. Es importante acercarse a su médico, a las personas que tienen experiencia en el ramo y alejarse un poco de las discusiones en redes sociales y sí tratar de buscar información de la gente que tiene experiencia y que puede ser, por supuesto, una de las mejores fuentes de información.

Artículo original aquí

Más información en español de University of Michigan Health aquí